Invasor Zim

… Y el post no tendrá nada que ver con él, simplemente con la invasiones.

¿Qué tienen que ver las invasiones con el día a día? Realmente es lo que se preguntan muchos venezolanos a los que ésta situación no los afecta o que simplemente lo ven desde el punto de vista normal: “mientras no sea conmigo, no me importa”. Por el contrario, desde que me enteré que esa vaina se daba, o tuve inteligencia para entenderlo, supe que eso estaba mal y que debía ser detenido, ¿Qué puede hacer uno? Votar, y apoyar, a la persona que esté en contra de eso, ¿De resto? No hay mucho que pueda hacerse -por la vía legal-.

Siempre me ha parecido que el hecho de apoyar y fomentar a que el barrio se extienda, y sea un lugar cómodo para sus habitantes, está mal. La idea es que el barrio se elimine, moviendo a las personas a un lugar adecuado a donde estar o que esas mismas personas logren salir de allí con su esfuerzo y su trabajo duro, pero eso no pasa aquí, y no pasará. El gobierno siempre se ha creído la mamá malcriadora de todos y por ende los ayuda a que se queden donde están, y no donde es mejor.

¿Qué ha pasado en Venezuela? Entre los desastres naturales, la falta de hogares dignos y una economía que no permite que todos puedan tener casa, pues bueno, hay muchísima gente que se encuentra viviendo en el barrio, viviendo en la calle, viviendo como damnificados o como se le llama en Venezuela, dignificados. Lo cierto es que hay muchas personas sin hogar propio que lo necesitan, no les gusta vivir en la montaña, en un estadio, en un ministerio o simplemente, quiere algo “propio”.

En fin, fuera del “background” que es demasiado largo, demasiado complicado y con demasiada información que no me interesa recordar. En Venezuela las invasiones están bien y el gobierno no hace nada para evitarlo, de igual forma un invasor vota por Chávez, una persona en el barrio con bozal de arepas apoya al político de turno, realmente el peo que es culpa del actual gobierno es hacerse de la vista gorda en cuanto a éste hecho -y de forma descarada-, ya que realmente no es nuevo.

El día domingo en la mañana mi padre me despertó (tipo 8:45 am), me llamaba para informarme, ya que no lo habla casi con mi madre, de que 10 familias habían invadido una parte de su finca, y no es una finca oligarca, ni nada por el estilo, es una triste finca que debe tener máximo 70 hectáreas (no me crean, seguro es más pequeña). Es donde mi padre ha depositado años de sudor y lágrimas para medio mantenerla, nunca ha tenido el poder adquisitivo para mejorarla (los bancos no han colaborado), y venderla no ha sido una posibilidad.

No invadieron la finca de un ex-militar, no, esa finca está resguardada con personal armado e invadirla es morir. Tampoco invadieron fincas más grandes de gente pudiente, que puede tener a la guerrilla a toda hora pendiente de su propiedad, claro está, con el costo que esto conlleva. Es decir, invadieron a mi viejo y a otro amigo, otro hombre humilde que tampoco tiene más allá que para mantener a su finca como una pasión o un familiar que no quieren dejar morir. Éste señor tampoco ha podido vender.

¿Qué significa esto? Que las fincas más pequeñas fueron invadidas, por personas que no sólo llegan con niños o animales, sino que estas no dejan trabajar al personal cerca de donde ellos se encuentran, ya que todo eso es de ellos ahora o simplemente no quieren que se vea el daño y de esa forma justificar su permanencia en ese lugar.

¿Por qué hace la gente esto? Sencillo, son fincas sin el presupuesto necesario para poder evitar que alguien invada, la guardia nacional no ha tomado cartas en el asunto ya que todos sabemos de que se preocupa la -mayoría de la- guardia nacional, la extorsión no es algo que se pueda con un invasor, por ende, no están en la misma línea de dialogo. ¿Podrá la guerrilla meterse en ese peo? Seguramente, pero, ¿De donde se va a sacar el dinero, aparte de pagar “la vacuna”, para un extra de seguridad? De donde flores si no hay jardín.

Es triste saber que no se puede hacer mucho. Es triste saber que todo dependerá de la suerte o de la suerte, ya que nadie se quiere meter en ese peo. Los invadidos no pueden hacer nada ante la ley porque la ley estará a favor del invasor -Zim-, y si se hace algo en contra del invasor, se hace bien o el invasor irá ante la ley y joderá al invadido por no dejarlo estar donde el merece estar.

Que lamentable es saber que en Venezuela la persona que está haciendo un mal, y se encuentra en contra del sentido común, es la que es respetada y protegida por la ley. La gente dice que se luche o que se busque la forma, ¿Pero cómo? La ley está en contra del que -medio- tiene, siempre beneficiará al que está a favor del gobierno o que simplemente es un voto seguro.

Muchos esperan que la gente se quede y luche contra un sistema que se encuentra controlado en su totalidad, es decir, no hay nivel del sistema que no dependa de las decisiones dadas por la cabeza de la víbora, ergo, con Chávez o con Chávez, de otra forma es estúpido o irracional. Gracias, Venezuela, tu querías cambio y cambio obtuviste.

“Each new generation is a fresh invasion of savages.”

– Hervey Allen

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: