Decisiones

Todo el tiempo, en cada momento, en cada segundo de nuestras vidas estamos tomando decisiones. Ya sea que la decisión es cuanta azúcar le echo al café o por donde debería empezar a trabajar, nos pasamos el día tomándolas, puede ser de forma automática o puede ser una serie de variables que nos haga tomarla, las decisiones son nuestras, no son de nadie más, decir que alguien influyó o que otra persona tuvo algo que ver es quitarse responsabilidad de los actos, y por consecuencia, se miente acerca de ello.

Por ejemplo, antes de empezar con este post tuve que tomar la decisión de si hacerlo sobre un tema o sobre otro, una vez que escogí el tema me tocó escoger que música iba a escuchar mientras lo hacía, y así sucesivamente fui decidiendo como iba a armar todo para empezar a escribir, ya que una decisión como un post no se puede tomar a la ligera o no me lo tomo a la ligera, o realmente no importa como me lo tome, lo cierto es que se debe hacer bien de forma de quedar contento con el resultado.

¿Por qué las decisiones son tan complicadas algunas veces y tan sencillas en otro momento? Fácil, todo depende de las consecuencias y que generará esto, mientras más grande sea la consecuencia, el resultado o el problema que ocasione la decisión, más difícil será tomarla; también existe la situación que no nos importa el resultado o como afecta a otros sino simplemente nos importa como nos afecta a nosotros directamente y en ese caso tomamos en cuenta cuanto nos cuesta, nos duele o nos hacen algo en particular.

Para continuar con lo personal de esto, ¿qué es una decisión fácil para mi? Para mi es sencillo lo que voy a comer, ¿por qué? Por lo general me afecta a mi y a mas nadie, como de casi todo -para no decir de todo- y me gusta comer, es decir, para que algo no me guste de pleno es que realmente es mala comida o se hizo mal; ¿ven? No pensé en una alergia, no pensé en las calorías, no pensé en el lugar, simplemente en que me provoca o que tengo a mi alcance y me gusta, y listo… Sí, no para todos es así, pero ahí está lo genial, cada quien se complica o piensa en lo que lo afectará su decisión.

¿Qué es una decisión difícil? Salir de casa, sí, es así, para mi es difícil salir de mi casa, ¿por qué? Trabajo en casa, es decir, debo estar aquí y salir no es algo viable durante el día, además que me he acostumbrado a no vivir el tráfico caraqueño y salir no es agradable para mi tranquilidad, algo que para muchos es una decisión tan sencilla como tomar las llaves y salir, a mi me toma rato el pensar para donde ir, por donde irme, que hacer, que no hacer para no pasar arrecheras y pare de contar.

Existen infinidad de ejemplos y de posibilidades que se pueden presentar a la hora de tomar una decisión, sea escogiendo un presidente, el sabor de un helado, que carro comprar, que zapato ponerse y así, para uno algo es como lanzar una moneda y para otros hasta estadísticas deben sacar para tomar una decisión, hay cosas que se pueden tomar a la ligera, hay cosas que no afectan a nadie y así se van dando las decisiones, al día a día y la cosas siguen allí, las complicaciones y dificultades dependen del que escoge uno hacer.

Para mí fue sencillo decidir el cambiar de trabajo, mas no fue sencillo llegar a tener una opción que me hiciera la decisión sencilla; para mí fue sencillo decidir para donde mudarme, lo difícil fue ver que tanto afectaba donde estaba antes y para donde lo iba a hacer sin que sintiera que estaba perdiendo lo que había logrado; para mí fue sencillo escoger a los amigos que tengo, ya que por lo general lo difícil no es escoger a los amigos que son sino encontrarlos; para mí fue sencillo escoger con quien quiero pasar el resto de mi vida, lo difícil fue encontrar la persona que pensará en mi para pasar el resto de su vida.

“Si la vida es el recuerdo de nuestras decisiones, entonces no podemos cambiar lo que somos, pero del mismo modo podemos elegir lo que seremos.”

– Knight

4 comments so far

  1. Mari on

    ¿Sabías que los pingüinos cuando encuentran a su alma gemela están juntos para toda la vida? ;) Tye Mél-ane <3

    • dracomes on

      Sí, lo sé, me lo enseñó Happy Feet y un documental de pingüinos.

  2. yunuen87 on

    Y sabías que la guacamaya escarlata es monógama? Y no importa si su pareja se muere, no vuelven a buscar compañía..

    • dracomes on

      No lo sabía, me acabo de enterar. Que fino, ahora podré decir el ejemplo de la guacamaya o del pingüino según sea el caso :-D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: